martes, 5 de noviembre de 2013

Más sobre la felicidad

La felicidad no es un fruto, es una semilla. El camino es sembrar y cuidar y dar y ser y seguir buscando... Y el que busca... 
(Dedicado a todos mis alumnos buscadores de 1º de Bachillerato del IES Casas Nuevas)




La esencia de la felicidad que Cristo propone se recoge en Mt 5, 1-12:


"Al ver Jesús a las multitudes, subió al monte; se sentó y se le acercaron sus discípulos; y abriendo su boca les enseñaba diciendo:
  • Bienaventurados (=FELICES) los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
  • Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
  • Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra. ...
  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
  • Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
  • Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
  • Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
  • Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
  • Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el Cielo: de la misma manera persiguieron a los profetas que os precedieron"

No hay comentarios :